SINGLE POST

UNDER A SPELL


De nuevo, el MAR, la ARENA, el SOL, el VIENTO, la NIEBLA. Me encanta escapar a un pequeño paraíso natural y encontrarme con esto. Una niebla intensa que te come y te gusta, de esas que no te deja ver el verde de la montaña y tampoco el azul del mar, pero aun así, te hechiza. Y es que no hay nada mas purificante que tener unas horas para profundizar y disfrutar de los dones de la Madre Tierra. Es importante sacar tiempo para reflexionar sobre lo que estamos haciendo con esta vida, y con este asombroso planeta acuoso de la Tierra.


Sumergirse en los elementos es sentir esa conexión profunda entre sentirse fuerte y saludable unida con la virginidad de la naturaleza mas salvaje. Una especie de magia mística biológica que se da cuando nuestros cuerpos y sus sentidos degustan este mundo salvaje en el que hemos evolucionado y en el que nos esta permitido explorar y jugar.


Sobre este escenario, somos capaces de sentirnos profundamente encarnados y poderosos. Muy poderosos. Tanto, que parece no necesitas más. HECHIZADA.



2016 FEELING THE MOVEMENT